Reseña Historica

De tiempo atrás venía palpándose en el municipio de Aipe, la falta de una entidad que prestara servicios sociales comunitarios y, ante todo, créditos rápidos y fáciles a empleados particulares, como a pequeños agricultores y contratistas, quienes precisamente por falta de tal apoyo cuando llegaban a necesitar de un crédito para su cometido, obligadamente tenían que entregarse en manos del agiotista profesional que inmisericordemente los sangraba con sus intereses usurarios y era quien venía a beneficiarse de la poca utilidad que aquellos anhelaban cosechar. Había también necesidades inmensas en el campo de la salud tanto física como oral u odontológica, la educación, la construcción, la vivienda, la recreación, la comercialización de los productos de primera necesidad, la cultura, la pequeña industria, etc. Alguien pensó que si los aipunos lograban aglutinarse en una Cooperativa, les sería más fácil la solución para todas estas necesidades. Porque una cooperativa es una sociedad formada por un grupo de personas que se unen voluntariamente para prestarse, así mismas, ayuda mutua y servicio en sus problemas y necesidades. Fue así como el siete 7 de marzo de 1986, el doctor Roberto Díaz Lasso, Personero Municipal de Aipe, pasó de oficina en oficina, hablando con la mayoría de empleados municipales, para comunicarles o trasmitirles la idea que de tiempo atrás venía inquietándole, y los invitó a que esa misma tarde se reunieran todos en el salón del Honorable Concejo Municipal. El escepticismo de la mayoría y, aún, la burla de algunos pocos de los entrevistados se lo demostró el hecho de que a la reunión convocada, únicamente asistieron tres (3) personas: Alberto Sánchez, Ciro Elías González y Luz Mila Silva. Esta realidad que a otra persona hubiese descorazonado, no menguó en lo más mínimo el interés o la ilusión del funcionario: por el contrario, pidió a los tres asistentes que se comprometieran a difundir la idea entre sus colegas, con la esperanza de que en algún momento llegarían a animarlos o interesarlos. Ese mismo día, el Dr. Díaz Lasso consignó como aportes para la naciente empresa, la suma de $1.300.oo. y sus compañeros de asistencia lo apoyaron con $1.000.oo., $1.000.oo. y $1.000.oo., respectivamente para un gran total de $4.300.oo., siendo este el capital inicial de la embrionaria cooperativa. El dos (2) de abril se vincularon como socios los señores: Darío Osorio, César Augusto Dussán y Libardo Sánchez, con aportes de: $500.oo., $1.000.oo. y $500.oo., en su orden. El doctor Roberto aporta $1.500.oo., más y Luz Mila Silva $500.oo., para un total de $4.000.oo., en este mes, que sumado al del mes anterior da un tal de $8.300.oo. Trascurrido el mes de abril y parte del mes de mayo ya, únicamente las seis (6) personas enunciadas anteriormente acompañaban al gestor y creían en su empeño. Entendió así el doctor Díaz Lasso, que su idea no había encontrado el interés o entusiasmo anhelado; y firme en su determinación de materializarla, decidió hacerla extensiva al sector particular. Tal vez allí encontró piso. En la tarde del 30 de mayo se reunieron en el mismo sitio (Honorable Concejo Municipal) Darío Osorio, César Augusto Dussán, Libardo Sánchez, Mireya Rodríguez, Luz Mila Silva, Ciro Elías González, Luís Alberto Sánchez, Ramiro Sánchez, Mariela Sánchez y Bernarda Dussán como empleados municipales; y como particulares: Ricardo Triviño, Emilio Perdomo, Ángel Roa, Alejandro Sánchez, Miller Tovar, María de los Ángeles Charry, Plinio Rodríguez Ñustez, Avelino Arias, Franklin Castañeda, María Mercedes Falla Yepes (Juez Municipal), Pablo Emilio Castañeda, Orlando Sánchez y Libardo Mora. Se contó con la asistencia del doctor Jorge Castro, funcionario del DANCOOP, quien disertó sobre que es una cooperativa; como se constituye y conforma; cuales son sus fines, en fin tratando de interesar y motivar para que nos asociáramos en una de esas empresas de ayuda solidaria. Invitó a los asistentes a que en ese mismo acto hiciesen sus aportes cualquiera fuese la cantidad y, según sus palabras textuales: “lo que cada quien tenga en dinero efectivo, en el bolsillo, en este momento”. Acogida la invitación se designó como secretario y tesorera provisional a la señorita Mireya Rodríguez Mora, encargada del recaudo y de expedir los recibos correspondientes. Posteriormente la señorita Mireya abrió una cuenta de ahorro en la cual figuraba su nombre y el de César Augusto Dussán, el día 3 del mes de abril con $7.800.oo., dicha cuenta fue abierta en la Caja Agraria de Aipe y manejada por estas dos personas. Todos los asistentes aportaron lo que en esos momentos le permitían sus posibilidades. Algunos más, otros menos, pero de todas maneras con voluntad e interés. Se recolectó la suma total de $9.600.oo. que sumado al recaudo de los tres meses (marzo, abril y mayo) son de $17.900.oo. Se notaba ya un ambiente entusiasta y, con el fin de determinar los fines más apropiados para la cooperativa, se llevó a cabo una pequeña encuesta a varias personas indiscriminadamente elaborada por el DANCOOP, la cual arrojó los siguientes resultados: en la pregunta; opinión sobre los servicios que debe prestar la cooperativa: 23 personas opinaron a favor del servicio de ahorro y crédito ; 13 opinan a favor de un crédito especializado para la vivienda; 12 están de acuerdo en crédito para educación; 18 dicen que sea cooperativa de consumo; 7 están a favor del servicio de mercadeo de productos agrícolas y 2 personas manifiestan su acuerdo por mejorar el servicio de transporte. Como el mayor número de encuestados pide el servicio de ahorro y crédito; por esta razón el comité preorganizador recomienda que la cooperativa sea de ahorro y crédito. Se queda a la expectativa de efectuar la asamblea de constitución, la cual nombrará unos dirigentes que se encargarán en primera instancia de gestionar la personería jurídica, como también reglamentar lo concerniente a los créditos y estatutos de la cooperativa. Del 7 al 9 de junio, por iniciativa del doctor Roberto Díaz Lasso, gerente de la cooperativa consigue que FUNDECOOP dicte un curso a 30 personas que están interesadas en su cooperativa, cuya lista reposa en los archivos. El 27 de junio a las cuatro (4) de la tarde, en la Caseta Candilejas, estando presente la doctora Rosalba Sastoque, directora regional del DANCOOP por Huila y Caquetá y los doctores Jorge Castro de DANCOOP Y Humberto Castro y Jesús Antonio Aguado de FINANCIACOOP, se reunieron veintiocho (28) personas, con el fin de realizar la “Asamblea de Constitución de la Cooperativa de Ahorro y Crédito” del Municipio de Aipe, cuyos asistentes son los socios fundadores, lista que se conserva por su gran importancia pues son estas personas los pioneros del cooperativismo y trabajo cooperativo en el municipio de Aipe, a imitación de los 28 obreros de Rochdale en Inglaterra y que siguiendo su ejemplo Coopeaipe llegará a ser una empresa grande para bien de los aipunos.

  • 1 ROBERTO DÍAZ LASSO
  • 3 ADOLFO SÁNCHEZ VARGAS
  • 5 CÉSAR AUGUSTO DUSSÁN QUIROGA
  • 7 MARÍA DE LOS ÁNGELES CHARRY M.
  • 9 LUÍS ALEJANDRO SÁNCHEZ
  • 11 FRANKILN CASTAÑEDA MORA
  • 13 MIREYA RODRIGUEZ MORA
  • 15 ANA ELISA RAMIREZ CONDE
  • 17 GERMÁN RAMÍREZ RAMÍREZ
  • 19 CARLOS AUGUSTO MEDINA M. (Q.E.P.D.)
  • 21 GERMÁN PALOMO GARZÓN
  • 23 LIBARDO MORA RAMOS
  • 25 HERNÁN CHARRY
  • 27 MARTHA CECILIA OLAYA ROMERO
  • 2 PATRICIA RAMOS CANCELADO
  • 4 LUZ MILA SILVA SÁNCHEZ
  • 6 AVELINO ARIAS CABRERA (Q.E.P.D.)
  • 8 RICARDO TRIVIÑO (Q.E.P.D.)
  • 10 HERIBERTO SÁNCHEZ DUSSÁN
  • 12 ÁLVARO QUIROGA PERDOMO (Q.E.P.D.)
  • 14 LUÍS FELIPE CONDE LASSO
  • 16 NELSON ARIAS VILLAREAL
  • 18 GUSTAVO GUZMÁN
  • 20 GASPAR AVILEZ CHARRY
  • 22 ÁNGEL ROA SOTTO
  • 24 PAULINA CABRERA DE CHARRY
  • 26 JAIRO SÁNCHEZ POLANÍA
  • 28 RAMIRO SÁNCHEZ AVILEZ


La asamblea eligió como presidente al doctor Roberto Díaz Lasso y como secretario a Nelson Arias Villareal. Posteriormente, se votó para elegir el cuerpo directivo provisional quedando conformado así: Gerente Roberto Díaz Lasso con la suplencia de Carlos Augusto Medina; tesorera Mireya Rodríguez Mora con la suplencia de María de los Ángeles Charry Mora; auditor fiscal Álvaro Quiroga Perdomo con la suplencia de Franklin Castañeda Mora, comité que tendrá en sus manos la dirigencia de la naciente cooperativa, hasta el próximo año de 1987 cuando se efectúe la nueva asamblea ordinaria de socios. Hasta la fecha los aportes sumaban $46.000.oo., correspondientes al capital mínimo o sea la cuarta parte de los aportes obligatorios, como capital inicial acordado en $5.000.oo. para cada socio que multiplicados por 28 dan un total de $140.000.oo. que es el capital con el cual empieza legalmente la cooperativa. Posteriormente las actividades quedan centradas en: elaboración de los estatutos y reglamento de crédito, diligenciamiento de la personería jurídica, consecución de libros y papelería necesaria, difusión y divulgación de la cooperativa, campaña de afiliación de nuevos socios, estudio de planes y proyectos y preparación de datos e informes para la próxima asamblea. Vale hacer la aclaración que en este año de 1986 cuando nace la cooperativa es alcalde de Aipe el doctor Octavio Conde Lasso, quien prestó gran colaboración en todo lo concerniente a la naciente empresa. Mediante el trabajo educativo realizado por los 30 socios fundadores, se consigue que se afilien 28 socios más. La cooperativa hace tres préstamos en el mes de diciembre, siendo el primer socio que utilizó este servicio el señor Luís Germán Casallas por un valor de $60.000.oo., posteriormente Plinio Rodríguez Ñustez por $30.0000.oo. y María de los Ángeles Charry Mora por $20.000.oo., para un total prestado de $110.000.oo.Finalmente este año histórico para Coopeaipe, se puede anotar que sus socios , algunos escépticos o dudosos y otros firmes y optimistas, aportaron todos un gran total de $320.488.oo., de capital en el primer año de vida. El número total de socios en este año es de cincuenta y ocho (58).

Últimas Noticias